Altar de Plata de Saint Jacopo

En la Catedral de Pistoia está protegido el altar plateado del Apóstol Giacomo de Zebedeo (en toscano Iacopo) protector del peregrinaje de Compostela y en Italia guardián de Pistoia desde el XII siglo.

La imponente obra, a la que trabajaron cinco generaciones de joyeros desde 1287 es  un rastro de la orfebrería gótica y renacentista y también una obra muy importante por el peregrinaje de Santiago de Compostela.

El altar protege a una reliquia del cuerpo del Apóstol ,llevada hasta Pistoia por orden del Obispo Atto.

En medio del altar frontal está situada la estatua en redondo del Apóstol S.Giacomo sentado en su trono como Patrón del peregrinaje y de Pistoia, obra maestra de la orfebrería gótica realizada por Giglio Pisano después de la peste en 1348